4/3/13

Visto en Londres. Bebés Ninja




Una de las cosas más divertidas de pasear por Londres es observar a la gente. Mis acompañantes habituales siempre me acusan de despistada, porque cuando voy por la calle nunca miro a la gente, como resultado suelo quedar fatal porque no saludo a nadie, y encima si pasa alguien con un aspecto peculiar o cómico, no pueden compartir conmigo el cachondeo, porque por supuesto yo no me enteré de nada...
Ilustración de Jamey Christoph

Pero en Londres hasta yo me fijaba en los demás. Y es que ves a tanta gente tan bien vestida, con tanto estilo... vestidos a su manera, nada de ir todos iguales, y la inmensa mayoría increíblemente acertados. Total, que es un gusto para la vista, seguro que los cazatendencias no dan abasto en esa ciudad.

Como yo no soy una cazatendencias, lo que os quiero comentar es una moda que ya he observado en Madrid, pero que allí vimos en todo su apogeo: la de los bebés ninja.


Sí, seguro que vosotros también los habéis visto alguna vez, son bebés atrapados dentro de un mono tipo buzo gigante, sólo se les ven los ojillos, y presentan grandes dificultades para mover las extremidades. Así que están ahí en cuello de sus madres o padres, colgando como un saco de patatas, despiertos pero sin moverse. 

Y ahí radica la belleza del invento, se supone que sus progenitores les ponen esa ropa para abrigarlos, que no cojan frío durante el crudo invierno, pero mis amigas y yo sospechamos que en realidad lo que pretenden es dejarlos inmovilizados, ahí dentro no pueden patalear, si lloran casi ni se les oye, en resumidas cuentas ¡ideal! Todo un invento.


2 comentarios:

  1. Por haber escrito esto mereces escuchar esta canción:

    http://www.youtube.com/watch?v=X8RtSAc_d70

    ResponderEliminar